Es la rama de la odontología que se encarga de proteger y cuarar las encias y el hueso de soporte de las piezas dentarias. La principal causa de la perdida de fijación de las piezas dentarias es la acumulación de bacterias en la union de la raíz con la encia, como consecuencia de una higiene deficiente los tejidos se inflaman y de no corregirse esta situación el acumulo de bacterias adherido a la raíz dental se calsifica y se forma sarro contaminado que provoca la disminución de la altura del hueso que soporta al diente y si no se trata finalmente se produce el aflojamiento y pérdida de las piezas dentarias.
Es muy importante prestar atención a signos de enfermedad que el paciente percibe como: sangrado al cepillarse, mal gusto o mal aliento, aspecto amarillento de las piezas dentarias y en estados mas avanzados movilidad o dolor de las mismas.
En todos los casos consultar con el odontólogo quien indicara el tipo de tratamiento a realizar que, según la gravedad y el tiempo que haya avanzado la enfermedad puede ir desde simples maniobras de limpieza y pulido en consultorio hasta pequeñas cirugias o ferulizaciones temporarias de complejidad a fin de no perder las piezas dentales.